Entrevistas

6 DE AGOSTO DE 2019 | DESMANICOMIALIZACIÓN

El modelo Casaclub para personas con padecimientos psíquicos

El modelo tiene como objetivo la inclusión social y laboral de hombres y mujeres con padecimientos psíquicos persistentes, proporcionándoles nuevas oportunidades para vivir, aprender y trabajar a través de una comunidad de apoyo mutuo.

Por Lic. Prof. Carolina Duek
Enviar por mailImprimir

En las Casaclub no se da atención médica, psicológica ni psiquiátrica. El foco está puesto en la recuperación y fortalecimiento de las partes sanas de la personalidad de cada miembro. Alicia forma parte de la Comisión directiva de Casaclub del Paraná, Rosario y es una de las socias fundadoras de Casaclub Baires, que en este momento, tiene en trámite su personería jurídica ante la IGJ. La Casaclub de Rosario tiene como directora a Rita Larrañaga, también psicóloga.

-¿Qué tipo de asistencia brindan en Casaclub del Paraná?
-Casaclub del Paraná como todas las Casasclub que hay funcionando en este momento en el mundo (pronto habrá una en Buenos Aires) son un modelo económico y eficaz que provee a sus miembros (no hablamos de pacientes) oportunidades de romper con el aislamiento, trabajar y aprender potenciando sus capacidades en una comunidad de apoyo mutuo. Las tareas que se realizan en la Cc están basadas exclusivamente en las que genera la propia comunidad para su funcionamiento y mejoramiento (v.g.: recepción, administración, comunicación, cocina, limpieza y mantenimiento, etc.,). Se organiza en una o más unidades de trabajo (dependiendo de la cantidad de miembros que haya), en cada unidad se llevan a cabo reuniones que además de fomentar las relaciones interpersonales, planifican el trabajo a realizar durante el día.
Todo trabajo que se realiza en la Casaclub tiene como fin ayudar a los miembros a recobrar su autoestima, la confianza en sí mismos y un propósito en la vida. No pretende ser una capacitación para un trabajo específico.

-¿Cómo es el funcionamiento que tienen hoy en día?
-La Casaclub está abierta de lunes a viernes en una jornada que iguala una normal de trabajo (ocho horas). Esta jornada compromete a los miembros y el personal a mantener el funcionamiento de la misma, haciendo hincapié en las fortalezas, talentos y habilidades de cada uno de sus miembros. Las Cc están abiertas uno de los días del fin de semana y se realizan además actividades sociales (salidas a una muestra, al cine, a un recital) a veces las actividades sociales tienen lugar en la misma casa.

-¿Qué obstáculos encontraron a la hora de llevar a cabo el Programa?
Encontramos varios obstáculos. Dado que el modelo es internacional en Argentina no existe el nomenclador “Casaclub” para realizar las Habilitaciones correspondientes (municipales, provinciales, nacionales, de la Ciudad, etc.), esto nos condujo a tener que adaptarnos a nomencladores ya existentes como por ejemplo Centro de día, Centro Educativo Terapéutico, etc., que difieren del abordaje basado en la Comunidad. Una de las principales dificultades fue la exigencia de tener un “equipo técnico”, justamente cuando la esencia del modelo Casaclub implica tener un enfoque despojado de la mirada clínica. La sustentabilidad económica fue y es una preocupación para el desarrollo del programa.

-¿Cuál es la relación de la propuesta con la desmanicomialización?
-Te diría que ese concepto que nació en Italia con Basaglia es el eje del nacimiento de las Cc., el movimiento en concreto surgió en EEUU bajo el nombre de WANA (we are not alone) y fue el resultado de la necesidad de un grupo de personas que emergieron de una internación y se encontraron con la necesidad de insertarse en un mundo del cual por prejuicios, estereotipos, desconocimiento, temor y las consecuencias de haber sufrido un severo padecimiento psíquico, ya no formaban parte.
En las Cc no se medica, no hay asistencia psiquiátrica y psicológica, al ingreso de un miembro (ingreso que es absolutamente voluntario) se arma una ficha de admisión que incluye además los datos del profesional que lo atiende y con el cual nos comunicamos de ser necesario pero la Cc no es asistencial en el sentido médico/psicológico.
Es un espacio diferente que trabaja con los aspectos sanos de cada persona apuntando a la reconstrucción de lazos sociales, autoestima y reinserción social y laboral.

-¿Cuáles son los mecanismos convivenciales que utilizan para la reinserción de las personas?
-En primer lugar creemos que el hecho que los miembros sean partícipes de todas y cada una de las actividades en forma voluntaria, responsable y en comunidad es lo que empieza a sanar el lazo social, el sentido de valía propia y para el grupo; reconectarse con lo que pueden hacer y decir lo que les pasa. Valorar el vínculo con otros miembros y darse cuenta que en cada decisión que se toma se hace escuchando la opinión de cada uno. En la Cc no hay lugar alguno o reunión alguna al que no puedan acceder o no puedan participar.
Se genera un vínculo de solidaridad entre los miembros durante las actividades diarias que los ayuda a recuperar su dignidad como personas y retomar en muchos casos el camino que quedó trunco con el aparecer de la enfermedad.



Alicia Efron es egresada de la universidad UJFK, con el título de Licenciada en Psicología. Trabaja en clínica privada y forma parte de la comisión directiva de la Casaclub del Paraná (como vocal suplente) y es una de las socias fundadoras de Casaclub Baires y además secretaria de la misma.

Videos
Jornadas 30 Años - Cátedra Introducción a los Estudios de Género (IEG). “Pasado, Presente y Futuro de la Perspectiva de Género en la Formación en Psicología”. Parte 1
Tapas y contratapas
Los miedos de los niños
15.10.2019  /  Psicoanálisis lacaniano
Los miedos de los niños
Pediatría, desarrollo infantil e interdisciplina
15.8.2019  /  Una mirada desde la complejidad
Pediatría, desarrollo infantil e interdisciplina
La construcción de la Profesión del Psicólogo
15.7.2019  /  Perspectiva profesional y democrática
La construcción de la Profesión del Psicólogo
La deconstrucción del sexo
12.6.2019  /  ¿Ser hombre? ¿Ser mujer?
La deconstrucción del sexo